La palabra y el lenguaje

 

Un poco de historia

El lenguaje humano

El lenguaje escrito y el digital

¿Desaparecerá la escritura?

Biliografía recomendada
Album de frases
 

 

 

Efrén Vázquez

Introducción

       Esta página pretende ser un lugar de reflexión sobre la importancia de la invención de la palabra escrita para la memoria de los pueblos y el desarrollo intelectual del hombre. En un delicioso libro(1), Umberto Eco narra brevemente la historia de "un rey que quiso comprobar qué lengua e idioma tendrían los niños al llegar a la adolescencia si no habían podido hablar jamás con nadie. Y para ello dio órdenes a las nodrizas y ayas de que dieran leche a los niños... pero con la prohibición de hablarles. Quería en realidad saber si hablarían la lengua hebrea, que fue la primera, o bien la griega, o la latina, o la lengua árabe; o si acabarían hablando la lengua de sus propios padres, de quienes habían nacido. Pero se afanó en vano, porque los niños o infantes morían todos."

       Es pues el lenguaje, un seguro de vida de los hombres sobre la naturaleza y hoy también frente a ese mundo virtual que hemos creado. La digitalización de la información incrementa enormemente las posibilidades de comunicación y memorización de los seres humanos, pero no debemos dejarnos asombrar por ello. Y hoy, con más fuerza si cabe, cuando las máquinas tienen su propio lenguaje, se hace necesario ser dueños de la palabra.

       Con la palabra el hombre ha transcendido la naturaleza, el pensamiento inmediato, y ha hecho posible compartir con sus semejantes un mundo semántico complejo. No sólo eso, sino que, ahora que se sabe que el mapa del genoma humano nos iguala en un altísimo porcentaje al resto de seres vivos, la diferencia hay que buscarla en la capacidad humana de abstraer, representar y reconstruir la realidad en el intelecto, para ser compartida y transmitida a sus semejantes.

Un poco de historia

       El hombre en su relación primaria con la naturaleza se comunicó a través del gesto y los sonidos, al igual que gran parte del mundo animal. Luego esos sonidos se fueron haciendo cada vez más significativos a medida que fue dominando el medio natural, conformando su entorno e hizo de la "urbe" su habitat. Fue entonces cuando, gracias a la palabra, el hombre ha sido capaz de comunicar su existencia a través de la memoria y el conocimiento. Ya en la antigüa Grecia el dramaturgo griego Esquilo ponía en voz de su héroe Prometeo estas palabras "Escuchad lo que hice a los mortales: les inventé el número, les enseñé a unir las letras, les di la memoria, la madre de las musas". A comienzos de la Edad Moderna, la imprenta de Gütemberg revoluciona la escritura haciéndola "de todos un poco" e iniciando una vertiginosa evolución en los medios técnicos de impresión hasta los actuales medios audiovisuales e informáticos.

El lenguaje humano

       Actualmente, se ha habla de lenguajes (en plural) como sinónimo de expresión o capacidad expresiva del medio comunicativo que lo utiliza y del que se le hace acompañar (lenguaje televisivo, creativo, periodístico, artístico, etcétera), cuando básicamente todos ellos requieren el uso y conocimiento de un único lenguaje: el humano. Si bien en muchos de ellos el significante puede no ser la palabra, por ejemplo el lenguaje de las artes figurativas, de las emociones, de las banderas, etcétera, su lectura o interpretación, su descodificación, se hará a través del lenguaje que verdaderamente caracteriza e identifica al hombre como animal simbólico y transcendente, es el lenguaje basado en la palabra.

EMISOR

CÓDIGO

LINGÜÍSTICO

ADQUIRIDO

MENSAJE

CONVENCIONAL

ARTICULADO

RECEPTOR

SIMBÓLICO

       Es bien cierto que el lenguaje humano (escrito o hablado) comporta ciertas limitaciones. No siempre conocemos, y a veces, ni tenemos la palabra precisa para expresarnos en cada caso particular. Esa experiencia, ese pensamiento, esa idea nunca será semejante a otra, podrá guardar cierta relación o parecido con caquella pero hará que recurramos al las similitudes significante-significado que conozcamos previamente; de no ser así, trataremos de inventar, crear nuevos significantes a los que el contexto ayudará a dar significado. Coseriu (2) considera que "la creación es, pues, constante en el lenguaje: no caracteriza sólo el momento inicial de un símbolo (el momento en el que un nuevo modelo aparece por primera vez en la historia), sino todo acto de hablar."

El lenguaje escrito y el digital

       Hoy en día, estamos ante de la mayor revolución del lenguaje humano: su conversión en el lenguaje universal de las máquinas. El hombre ha logrado romper en parte las barreras de la distancia y el tiempo, con la creación de todo un mundo representacional de la realidad y que el profesor Javier Echeverría ha llamado "tercer entorno"(3). El ser humano ya no se realiza sólo allí donde está presente y le es posible liberarse de determinados límites impuestos por las fronteras geográficas, culturales y lingüísticas mediante la creación de un entorno virtual basado en los nuevos medios telemáticos que comparten un único y universal lenguaje, el de las máquinas. Estaríamos muy cerca del ideal leibniciano de una Característica Universal. En cualquier lugar y momento podríamos expresarnos y recibir información en cualquiera de las lenguas existentes, a través de la codificación y descodificación de ese lenguaje universal de las máquinas: el lenguaje digital.

       Queda atrás la mentalidad "enciclopédica" del saber en la que el ser humano trata de acumular conocimiento. Hoy ese conocimiento "es el principal componente del desarrollo económico", en palabras del Premio Nobel de Economía Herbert Simon. La digitalización de la información y los medios telemáticos están permitiendo el alcance casi instantáneo a la información, el poder no consiste en tenerla sino en verificarla, validarla y "desgraciadamente" utilizarla como mercancía, como producto de consumo. El gran reto, al igual que selecionamos las palabras cuando nos comunicamos, está en saber seleccionar, escoger, discernir la información que queremos. La enseñanza de cómo utilizar los nuevos medios y saber "leer" lo que se nos muestra con actitud crítica y criterio selectivo es el gran reto de la que se da en llamar "sociedad de la información". El novelista norteamericano Ray Bradbury señala que se debería primero enseñar a los niños a leer y sólo cuando lo sepan hacer bien ya podrán jugar con el ordenador.

¿Desaparecerá la escritura?

       Estamos ante una inmensidad de estímulos a través de imágenes, iconos, sonidos, palabras, colores (todavía los medios no son capaces de excitar nuestros otros sentidos: tacto, gusto y olfato), que harán surgir en nosotros sensaciones, ideas, pensamientos que pondrán a prueba nuestra capacidad de abstracción. En este sentido, para el sociólogo francés Jean Baudrillard (4) "con Internet y las autopistas de la información, no sólo se puede hablar de una desaparición de la palabra interpersonal, sino también de la desaparición de la escritura". Lo que desaparecerá para él es la escritura en tiempo real, pues ésta requiere un distanciamiento (alguien escribe y no sabe cuanto tiempo es necesario para que sea leído su escrito) que la capacidad de la red de que sea leído inmediatamente anularía. Esa simultaneidad de que potencialmente un texto pueda ser leído al mismo tiempo que está siendo escrito, en cualquier lugar y/o momento por cualquier persona, es lo que hará que la escritura se vea alterada dando lugar a otro lenguaje, pues el ordenador nos obliga a pensar de otra forma.

       Es cierto que que el ordenador nos obliga a escribir "de otra forma" a "otro ritmo" y que eso exigirá una gran actividad creadora de formas representacionales escritas ante nuevas realidades de un mundo de bits, pero seguirán siendo signos, grafos o grafemas que conformarán palabras.

_____________________________

(1)   ECO, Umberto (1994): "La búsqueda de la lengua perfecta", Barcelona, Editorial Crítica.

(2)   COSERIU, E.(1977): "El hombre y su lenguaje", Madrid, editorial Gredos. (p.75)

(3)   ECHEVERRÍA, Javier (1999): "Los señores del aire: Telépolis y el Tercer Entorno", Barcelona, Ediciones Destino.

(4)   BAUDRILLARD, Jean: "¿Red, dónde está tu victoria? en El País. World Media Network. http://www.uta.edu/english/apt/collab/baudweb.html

BIBLIOGRAFÍA recomendada

 En este apartado se reseñan libros, porpuestos como interesantes, relacionados con el lenguaje; estando abierta esta sección a cuantas  sugerencias y aportaciones de interés justificado sobre el tema se hagan llegar.

BANDA, Mariano de la (2000): Escarfucios y palabros. Madrid, Temas de Hoy.

CANALS, Cuca (1998): La hescritora. Barcelona, Plaza y Janés.

FERRER, Eulalio (1994): El lenguaje de la publicidad. México, Fondo de Cultura Económica.

MARINA, José Antonio (1997): Elogio y refutación del ingenio. Barcelona, Anagrama.

MERINO, José María (1992): No soy un libro. Madrid, Siruela.

MONTERROSO, Augusto (1998): La letra e. Madrid, Alfaguara.

MOURILLE, Enrique (1997): Juego y destrucción de la palabra. Santiago de Compostela, Eco Franciscano.

PEREC, Georges (1997): El secuestro. Barcelona, Anagrama.

VILCHES VIVANCOS, Fernando (1999): El menosprecio de la lengua. El español en la prensa. Madrid, Dykinson.

Album de FRASES

 

 

 

 

inicio

Octavio Paz"La verdadera nacionalidad de un hombre es su lenguaje"

Demócrito"Las palabras son las sombras de los hechos"

Marguerite Yourcenar"Todo silencio está hecho de palabras que no se han dicho"

Federico Mauthner"La poesía es la existencia de los sentidos por medio de la palabra"

Wittgenstein"Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo"